Breadcrumbs

Home > Recursos y herramientas > Recursos para ingenieros > Novedades sobre el sector > Puesta en funcionamiento de sistemas eléctricos para hospitales

Puesta en funcionamiento de sistemas eléctricos para hospitales

18/11/2011

¿Por qué deberíamos poner en funcionamiento sistemas eléctricos para la asistencia médica? Las instalaciones de misión crítica, como los hospitales, necesitan una mayor puesta en funcionamiento de sistemas eléctricos que los edificios de oficinas comerciales. Hoy, los sistemas eléctricos en los hospitales siempre deberían ponerse en funcionamiento como parte integral de todo proyecto de hospital.

De hecho, la puesta en funcionamiento es una idea antigua que nace en la industria de la construcción de barcos alrededor de 1800, cuando los barcos nuevos se ponían en funcionamiento antes de hacerlos zarpar para asegurarse de que funcionaran correctamente. Se debe aplicar el mismo concepto a todos los sistemas en nuestros centros de salud modernos, incluidos los sistemas eléctricos y de seguridad personal. Hoy, es común la puesta en funcionamiento de los sistemas de construcciones en la industria de la arquitectura, ingeniería y construcción, pero la puesta en funcionamiento de los sistemas eléctricos es una de las áreas más descuidadas y que menos se tienen en cuenta.

Para muchos diseñadores y operadores de instalaciones, la prueba de los sistemas eléctricos para asegurar que funcionen del modo adecuado no es nada nuevo. Tal vez nunca lo hayan llamado puesta en funcionamiento, pero básicamente es eso lo que están haciendo, o mejor dicho, están haciendo la fase de prueba de funcionamiento de la puesta en funcionamiento. Ya sea en un nuevo proyecto de construcción, de renovación o de ampliación (donde nuevos componentes de sistemas eléctricos se interconectan con equipamiento existente), una puesta en funcionamiento eléctrica adecuada confirmará y registrará que estos sistemas funcionan adecuadamente y del modo deseado para asegurar la seguridad de los pacientes y del personal del hospital.

Equipo de puesta en funcionamiento

La puesta en funcionamiento es más eficiente y brinda mayores beneficios al hospital cuando un equipo completo trabaja en conjunto hacia un objetivo en común: un centro de salud seguro, confiable, eficiente y funcional. El equipo de puesta en funcionamiento eficiente es mucho más que el agente principal de puesta en funcionamiento (CxA, y su empresa). El equipo de puesta en funcionamiento debe incluir algún director del hospital (normalmente, uno o más miembros principales del hospital: CEO, COO, CNO, CFO), al director de las instalaciones y al personal de operaciones del hospital, al contratista general o el director de construcción, a los electricista, subcontratistas y los proveedores que representan a cada uno de los sistemas que se ponen en funcionamiento (el representante del generador, de la alarma contra incendios, del llamado de personal de enfermería, etc.) y al equipo de diseño.

La CxA es la líder y promotora del equipo de puesta en funcionamiento. Fija las expectativas y los objetivos para los distintos miembros del equipo según su experiencia y roles en la prueba de sistemas eléctricos.

Es esencial que el equipo tenga una reunión inicial de puesta en funcionamiento lo antes posible. Preferentemente, se llevará a cabo en la fase de diseño, pero muchas veces esto no es posible o práctico hasta la fase de construcción, o incluso más tarde con alguno de los proveedores de los subsistemas. La reunión oficial de puesta en funcionamiento (o el conjunto de reuniones iniciales) es la oportunidad para la CxA de fijar expectativas, de diseñar el proceso de puesta en funcionamiento, de definir las responsabilidades de cada miembro del equipo de puesta en funcionamiento y de establecer los objetivos de puesta en funcionamiento del proyecto. La presencia de los representantes principales o del director de las instalaciones del hospital es útil para transmitir al equipo el énfasis que pone la instalación en el proceso de puesta en funcionamiento.

Esta matriz de responsabilidad de puesta en funcionamiento de ejemplo define el rol y la responsabilidad de cada miembro del equipo para actividades típicas durante el proceso de puesta en funcionamiento. Cortesía: TLC Engineering for Architecture

La tabla 1 muestra una matriz de responsabilidades de ejemplo para cada miembro del equipo de puesta en funcionamiento. El cuadro es para la puesta en funcionamiento de sistemas de energía de emergencia, pero se puede y se debe completar un cuadro similar para cada uno de los sistemas o subsistemas eléctricos que se pongan en funcionamiento, y se debe incorporar a las especificaciones del proyecto o al plan de puesta en funcionamiento, o a ambos.

El proceso de puesta en funcionamiento

Es importante comprender que la puesta en funcionamiento es un proceso y no un evento aislado. En términos sencillos, la puesta en funcionamiento es asegurarse de que los sistemas de las construcciones funcionen del modo esperado. La CxA lidera el equipo de puesta en funcionamiento y es el defensor del propietario para comunicar, verificar y preservar los requisitos del proyecto del propietario. Es un proceso donde se revisan, inspeccionan, prueban y registran los sistemas de las construcciones.

La puesta en funcionamiento de los sistemas de uso de energía de las construcciones es la más común, pero el proceso de puesta en funcionamiento se puede aplicar a cualquier sistema o equipamiento del edificio, incluidos los sistemas de energía de emergencia, los sistemas de llamado de personal de enfermería y de código azul, los sistemas de alarma contra incendios o cualquiera de todos sistemas eléctricos o de bajo voltaje que protegen a los pacientes, visitantes y personal en un centro de salud.

Figura 1: En la clínica Mayo Clinic de Florida, estos depósitos de consumo diario se alimentan de depósitos de almacenamiento de combustible más grandes y almacenan 3 horas de combustible para los generadores. La prueba de estos depósitos de consumo diario, válvulas y controles es esencial para el funcionamiento del generador. Cortesía: TLC Engineering for ArchitectureEl proceso formal de puesta en funcionamiento comienza en la fase de diseño, en la revisión de los documentos de construcción eléctrica (normalmente, se centra en los diagramas de una línea y de acometida de energía, en los esquemas de puesta a tierra, en los sistemas de llamado de personal de enfermería, en los rociadores contra incendios, en la energía de emergencia y en los sistemas de control de iluminación). La revisión de la fase de diseño se debe centrar en el funcionamiento, la confiabilidad y la facilidad de mantenimiento de los sistemas eléctricos. También se debe prestar atención especial a los cálculos de cortocircuitos y la coordinación de dispositivos de sobrecargas selectivas, junto con cualquier otra cosa que pueda impactar en la seguridad o el cuidado de los pacientes.

La fase de diseño también es el momento para comenzar a formar el plan de puesta en funcionamiento. El plan de puesta en funcionamiento son las estrategias generales para el proceso de puesta en funcionamiento. Componentes típicos:

 

  • Introducción y descripción general del proyecto
  • Información general de las construcciones
  • Datos del equipo de puesta en funcionamiento
  • Roles y responsabilidades de los miembros del equipo
  • Descripción general del proceso de puesta en funcionamiento
  • Programa de capacitación
  • Listas de verificación para la puesta en marcha
  • Pruebas funcionales de rendimiento
  • Apéndice con los requisitos del proyecto del propietario (OPR, owner’s project requirement), los fundamentos del diseño (BOD, basis of design) y las especificaciones de puesta en funcionamiento.

 

Durante la fase de construcción, el equipo de puesta en funcionamiento eléctrica trabaja junto con los equipos de diseño y construcción para monitorear la instalación del equipamiento y sistemas eléctricos. Es necesario asegurarse de que se realice el mantenimiento de todos los accesos y holguras necesarias. Se llevan a cabo reuniones periódicas de puesta en funcionamiento a lo largo de la fase de construcción para revisar cualquier asunto de instalación para planificar la fase de prueba de funcionamiento. Se revisa y actualiza el plan de puesta en funcionamiento a lo largo de la fase de construcción.

La fase de aprobación (o fase de prueba de funcionamiento) es donde se pone manos a la obra. Es donde la CxA prueba realmente todos los sistemas. En los hospitales, la mayor atención suele ponerse en las pruebas de funcionamiento de la energía de emergencia, la alarma contra incendios y los sistemas de llamado de personal de enfermería, donde se utiliza escenarios del mundo real para asegurarse de que sean totalmente operativos y funcionales.

La prueba de funcionamiento es fácil de llevar a cabo en un proyecto de construcción de un hospital nuevo que hay está sin ocupar, pero lo mayoría de los proyectos para la asistencia médica son de renovaciones e incorporaciones a hospitales existentes, donde los sistemas eléctricos que se prueban suministran áreas que ocupan los pacientes y el personal. Esto solo amplía la necesidad de un proceso formal de puesta en funcionamiento eléctrica y la participación de un equipo de puesta en funcionamiento con experiencia desde las primeras fases del proyecto para asegurar que la prueba se planifique y ejecute de forma que se minimicen las interrupciones y se asegure la seguridad de los pacientes y el personal.

La prueba de funcionamiento puede pasar a la fase de ocupación, pero con un poco de suerte todo funcionará adecuadamente y habrá poco que hacer durante esta fase, solo monitorear y asegurarse de que el personal de operaciones y de mantenimiento de las instalaciones del hospital esté completamente capacitado en los nuevos sistemas y que comprenda cómo se espera que funcionen los sistemas, por qué las configuraciones están del modo en el que están y qué se necesita para el mantenimiento y las pruebas continuas.

La fase de postocupación consiste en visitas frecuentes con el personal de operaciones de las instalaciones del hospital, normalmente uno meses después de la apertura y antes del fin del año de garantía, para ver si hay algún problema o preocupación importantes y para asegurarse de que todo funcione adecuadamente.

Sistemas eléctricos en los hospitales

Entonces, ¿qué sistemas eléctricos deberíamos poner en funcionamiento en su hospital? Cualquier sistema o subsistema puede ponerse en funcionamiento, pero a continuación, presentamos un resumen de los sistemas eléctricos más comunes, y probablemente los más importantes, para poner en funcionamiento.

Los sistemas de energía de emergencia que se ponen en funcionamiento adecuadamente son eficientes, confiables y sostenibles. Cuando no se ponen en funcionamiento o se mantienen adecuadamente, suelen funcionar de forma descontrolada. Ningún sistema eléctrico es más importante para la seguridad de los pacientes que el sistema de energía de emergencia. Los componentes del sistema de energía de emergencia que deben ponerse en funcionamiento incluye:

 

  • Grupos motor-generador
  • Dispositivo de conmutación en paralelo
  • Interruptores de transferencia manual y automática
  • Sistemas de combustible: Depósitos de almacenamiento, depósitos de consumo diario, bombas, válvulas
  • Anunciación y alarmas
  • Sistemas de enfriamiento de motor
  • Cableado de control y cableado de arranque de motor

 

Muchas veces, las personas se sorprenden de que la prueba de los sistemas de combustible y la prueba de anunciación de la alarma del generador extensivas sean parte de la puesta en funcionamiento del sistema de energía de emergencia. A esta prueba no solo lo requiere la NFPA 110, sino que también es esencial para asegurar el funcionamiento adecuado del sistema. Si el sistema de combustible no funciona adecuadamente, el motor-generadores no se ejecutarán durante mucho tiempo. Y si los sistemas de anunciación y de alarma no funcionan correctamente, será imposible que los operadores y técnicos sepan qué está sucediendo si ocurre un problema.

Un componente esencial del BOD eléctrico es una secuencia de sistemas de energía de emergencia de funcionamiento. Los procesos de puesta en funcionamiento necesitan promover la incorporación de secuencia de funcionamientos en los documentos de construcción eléctrica, en especial para los sistemas eléctricos y los sistemas de energía de emergencia complejos. Esto es totalmente esencial para los sistemas que tienen motor-generadores múltiples en paralelo y recorte de carga. En demasiados casos la secuencia de recorte de carga del generador es inexistente o se coloca rápidamente durante los últimos días de construcción, o se deja que lo coloque el proveedor de dispositivo de conmutación según las configuraciones predeterminadas de fabricación.

Después de probar todos los componentes individuales, la única forma de probar realmente los sistemas de energía de emergencia es simular una interrupción del suministro y comprobar que funcione del modo en el que se diseñó. Este es el proceso que se siguió en el nuevo hospital Florida Hospital Memorial Medical Center (FHMMC) de 750,000 pies (70,000 m²) en Daytona Beach, Florida.

 

  • Corte el suministro de los disyuntores eléctricos normales principales para simular un apagón del suministro público.
  • Compruebe que el arranque del motor-generador, el paralelo y las cargas de prioridad 1 (seguridad personal y ramal crítico) se conecten antes de los 10 segundos. Esto también requiere una prueba individual de cada transferencia al apagar el suministro normal de energía a la transferencia, para asegurar que cada transferencia perciba la pérdida de suministro normal de energía y envíe una señal de arranque a los motor-generadores.
  • Una vez que se conecten todas las cargas de emergencia, camine por el edificio mientras funcione solamente la energía de emergencia. ¿Tiene energía todas las cargas de ramales de equipamiento, ramales críticos y de seguridad personal? ¿Están encendidas las luces? ¿Están en funcionamiento las unidades de manejo de aire? ¿Funcionan los elevadores? ¿Funcionan los compresores de aire y vacío de uso médico? ¿Funciona el equipamiento de la cocina?
  • Quite la energía de las cargas de ramales de equipamiento para que solo tengan energía las cargas críticas y de seguridad personal. ¿Tienen energía los toma de corriente rojos? ¿Están encendidas las luces? ¿Se encuentran en funcionamiento las áreas de cuidado intensivo?
  • Quite la energía de las cargas de ramales críticos para que solo tengan energía las cargas de seguridad personal. ¿Están encendidas las luces y las señales de salida? ¿Funcionan los paneles de alarma de gases médicos? ¿Funciona el sistema de alarma contra incendios?

 

Ejecutar esto lleva tiempo y cuidado, pero normalmente este nivel de prueba de funcionamiento es la única forma de encontrar y corregir posibles problemas reales del sistema de emergencia.

Figura 2: Probar los dispositivos de conmutación automática en FHMMC, como es cualquier hospital, es un componente clave de la puesta en funcionamiento de la energía de emergencia. Cortesía: TLC Engineering for ArchitectureLa nueva fábrica central de servicios públicos (CUP, central utility plant) que suministra al campus de la clínica Mayo en Jacksonville, Florida, también posee desafíos de prueba de funcionamiento de energía de emergencia. El CUP tiene múltiples motor-generadores en paralelo, que suministran a siete construcciones clínicas y de administración en el campus, con una secuencia de recorte de carga muy complejo. El plan de puesta en funcionamiento necesitaba pruebas y verificaciones sistemáticas para ver que a medida que se apagaba cada motor-generador, las cargas adecuadas se recortaran (el recorte de carga en este caso se conseguía a través de las transferencia), del modo en el que se indicaba en el diagrama de secuencia de recorte. Esto no solo se verificaba en el anunciador del dispositivo de conmutación automática (ATS, automatic transfer switch) en el CUP, sino que también se verificaba de forma física en cada transferencia en todo el campus. Esto demandaba un equipo inmenso de personas con comunicadores portátiles y un esfuerzo muy coordinado.

Alimentación y conexión a tierra normales

Para la puesta en funcionamientos de sistema de alimentación, se debe poner mayor énfasis en la fase de construcción que en la fase de aprobación. Durante la fase de construcción, se debe poner énfasis en la instalación del equipamiento para asegurar holguras adecuadas para obtener facilidad de mantenimiento y para asegurar que se suministren los tipos de disyuntores (como se muestra en el estudio coordinado) y las potencias de capacidad de interrupción de amperaje (AIC, ampere interrupting capacity) correctos (como se muestra en el estudio de cortocircuito). Una vez que se suministra energía a la entrada de servicios, a los tableros de control y a los paneles, cambia la atención de la puesta en funcionamiento a las configuraciones de los disyuntores para asegurarse de que haya protección ante sobrecargas y a la configuración de los dispositivos de protección ante fallo a tierra. Luego de que las cargas de las construcciones estén funcionando, también es una buena idea realizar escáneres infrarrojos a los paneles y tableros de control. Esto permite al equipo identificar problemas temprano en el proceso, mejorar la eficiencia, eliminar posibles peligros y así reducir gastos futuros de mantenimiento.

La puesta en funcionamiento de los sistemas de conexión a tierra puede incluir inspecciones visuales y pruebas de impedancia de los electrodos de conexión a tierra y del sistema de electrodos de conexión a tierra. Y por supuesto, un punto importante en la conexión a tierra en los hospitales y centros de salud es la prueba de conexión a tierra equipotencial que lo demanda la NFPA 99 en todas las áreas de cuidado de pacientes.

Alarma contra incendios

Puede que los sistemas de alarma contra incendios sea la prueba de sistema integrado más importante que se lleve a cabo en un centro de salud. Además de probar la independencia de la anunciación y las alarmas de los sistemas para asegurar que estén instalados adecuadamente y que funcionen correctamente (como lo demanda la NFPA 72 y NFPA 101), el sistema de alarma contra incendios se integra con muchos otros sistemas. Y esta prueba de sistemas integrados es clave en la puesta en funcionamiento de los sistemas de alarma contra incendios.

Los sistemas de alarma contra incendios en los hospitales suelen integrarse con equipamiento de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC, heating, ventilation, and air conditioning) para el apagado y la activación de los sistemas de control de humo, que suelen instalarse para que cierren el compartimento de humo en las zonas de la alarma y las cercanas, En los hospitales de torres altas, el sistema de alarma contra incendios también puede controlar los sistemas de presurización de las escaleras y de control de humo, o al menos estar interconectados con ellos. Además, el sistema de alarma contra incendios estará integrado con el control de acceso y el sistema contra secuestro de bebes para que se entre en funcionamiento cuando se active el sistema de alarma contra incendios.

El desarrollo de los procedimientos de prueba de funcionamiento que abarque todos estos sistemas y escenarios con múltiples compartimientos de humo y zonas de evacuación puede resultar muy complejo. El desarrollo de una matriz de cierre de alarma contra incendio como parte de un plan de puesta en funcionamiento puede ser una herramienta muy útil para la CxA, el personal de operaciones de las instalaciones y el jefe de bomberos u otra autoridad competente (AC).

Llamado de personal de enfermería

La puesta en funcionamiento de los sistemas de llamado de personal de enfermería y de código azul, si bien son claramente específicos de los centros de salud, no son tan diferentes a la puesta en funcionamiento del sistema de alarma contra incendios, solo que posee menos sistemas integrados. La primera tarea importante es asegurarse de que estén instalados los dispositivos adecuados en las ubicaciones adecuadas, normalmente del modo en que lo demanda la guía de diseño y construcción “The Guidelines for Design and Construction of Healthcare Facilities”, que publicó el Facility Guidelines Institute. La CxA debe revisar esto tanto en la revisión de la fase de diseño como durante las observaciones de la fase de construcción.

La segunda tarea importante es la prueba de funcionamiento durante la fase de aprobación. Esto parece simple pero rápidamente puede volverse complicado al verificar la prioridad correcta de las llamadas (código azul, emergencia, asistencia de personal, llamada para ir al baño o bañarse, llamada normal, entre otras) y verificar que todas las estaciones principales, las estaciones de trabajo, las luces empotradas y las luces de zona reciban la llamada adecuada, y darles los tonos auditivos y visuales distintivos adecuados.

Figura 3: Dispositivo de conmutación de emergencia de voltaje medio en la planta central de servicios públicos de la clínica Mayo en Florida distribuye energía de emergencia en el campus. Cortesía: TLC Engineering for ArchitectureEn el FHMMC, la prueba de funcionamiento de los sistemas de llamado de personal de enfermería y de código azul se llevó a cabo antes de la revisión de la AC y luego junto con la AC. Se utilizaron equipos de dos o tres personas para iniciar las distintas llamadas y para observar la anunciación visual y auditiva local, y una persona que manipulaba la estación principal ubicada en la estación de enfermería para evaluar la comunicación de voz, y otro ubicado en el anunciador central de código azul en la ubicación dotada de personal las 24 horas para informar que se efectuarán las llamadas adecuadas a través de comunicadores portátiles. Este procesos se repitió para cada departamento y para cada piso para pacientes en toda la instalación de 800,000 pies² (74,000 m²), y se corrigieron los problemas durante el proceso. Sin este nivel de puesta en funcionamiento, el personal de enfermería y el personal de operaciones de la instalación hubiesen buscado problemas durante meses, o peor aún, no hubiesen sabido si una llamada se iniciaba pero no se recibía.

Iluminación

La puesta en funcionamiento de los sistemas de iluminación es bastante sencilla, incluso en la mayoría de los hospitales y los centros de salud. Ya sea que su hospital tenga interruptores o reguladores de iluminación manuales, interruptores o reguladores de iluminación de luz diurna automática o de ocupación o un sistema centralizado de control de iluminación, puede reducir el procedimiento de la prueba de funcionamiento. Pregúntese: ¿Se encienden las luces cuando deben hacerlo y se apagan cuando deben hacerlo?

Dado que los hospitales y la mayoría de los centros de salud funcionan las 24 horas, la mayoría de las instalaciones se encuentran exentos de los requisitos de estándares ASHRAE 90.1 de apagar automáticamente todas las luces durante las horas de la noche. Sin embargo, a causa del énfasis cada vez mayor en el rendimiento energético, la mayoría de los hospitales están considerando apagar las luces en las salas que no se ocupan, entonces los sensores de ocupación se vuelven más comunes en los hospitales.

Una de las claves de la puesta en funcionamiento de los sistemas en las construcciones, en especial la puesta en funcionamiento de terceros independientes, es que une a todas las partes, que es importante en especial en los edificios de misión crítica como los centros de salud.

Preparación de un RFQ para una puesta en funcionamiento eléctrica

¿Qué deben esperar los propietarios cuando contratan una puesta en funcionamiento? El mejor consejo es elegir una CxA con experiencia y conocimiento de los procesos de puesta en funcionamiento y de los sistemas que se pondrán en funcionamiento. La experiencia específica en centros de salud es absolutamente fundamental.

Si el hospital no tiene aún a alguien del personal o alguien en mente que cumpla con estos requisitos, entonces una solicitud de oferta (RFQ, request for qualifications) es la mejor forma de solicitar servicios de puesta en funcionamiento. Una de las partes más difíciles del proceso de RFQ es definir claramente el alcance del trabajo que se desea. Una solicitud de propuesta (RFP, requests for proposals) que solo diga “puesta en funcionamiento de sistemas de control y HVAC” o “puesta en funcionamiento de sistemas eléctricos” son muy normales, pero son muy poco adecuados y perjudica al hospital. A menos que el alcance que se desea para los servicios de puesta en funcionamiento estén definidos claramente, la CxA completará la información restante con suposiciones y conjeturas y esto hará que sea imposible obtener una comparación equitativa de propuestas. Una estrategia mucho mejor es que el hospital emita una RFQ, donde se enumeren el alcance de los servicios que se necesitan, las guías generales o estándares de puesta en funcionamiento que se prefieren (las guías generales de puesta en funcionamiento de ACG, las guías generales de puesta en funcionamiento para centros de salud (Health Facility Commissioning Guidelines) del American Society for Healthcare Engineers HFCx, las guías generales 0 de ASHRAE, entre otras), los requisitos en cuanto a la experiencia y la certificación de puesta en funcionamiento como la credencial de CxA del grupo AABC Commissioning Group (ACG).

A pesar de que actualmente existen muchas guías generales para la puesta en funcionamiento de los sistemas HVAC, los estándares y el alcance de la puesta en funcionamiento eléctrica que se necesita es diferente según el tamaño, el tipo y la función de las construcciones. Existe una necesidad muy grande de guías generales de estándares mínimos para la puesta en funcionamiento eléctrica.

La sociedad American Society for Healthcare Engineers (ASHE) desarrolló las guías generales de puesta en funcionamiento para centros de salud para satisfacer las necesidades de sus miembros porque no existían otros estándares que se centraran específicamente en la puesta en funcionamiento de los sistemas de salud. Las guías generales HFCx de ASHE promueven que la puesta en funcionamiento debe ser parte de todo proyecto de asistencia médica. El grupo ACG, al igual que ASHE, también promueve con firmeza la puesta en funcionamiento de terceros independientes mediante una elección basada en calificaciones.

Las guías generales HFCx de ASHE incluyen una revisión amplia de documentos en las fases de diseño esquemático, de desarrollo de diseño y de documentos de construcción, que es más similar a una revisión entre colegas que cualquier otras guías generales de modelo Cx típica e incluye una lista amplia de sistemas de asistencia médica para poner en funcionamiento. Las guías generales son un lugar excelente para empezar para cualquier hospital que considere una puesta en funcionamiento.

“¿No se tiene que estar registrado o certificado para ser una CxA?” Lamentablemente, la respuesta es no. Cualquier persona puede hacerse llamar CxA. Sin embargo, existen varias organizaciones de puesta en funcionamiento excelentes, como ACG, BCA (Building Commissioning Association), NEBB (National Environmental Balancing Bureau), AEE (Association of Energy Engineers) y la Universidad de Wisconsin-Madison, que ofrecen programas de certificación de puesta en funcionamiento para CxA que quieran distinguirse al demostrar un nivel de conocimiento de base. Pero las credenciales son solo un comienzo. Como en cualquier otra campo, la experiencia y el rendimiento previo en proyectos similares es un indicador de las calificaciones mucho mejor para brindar servicios de puesta en funcionamiento que las iniciales de certificaciones y credenciales.

Puesta en funcionamiento de construcciones existentes

La puesta en funcionamiento retroactiva, o la puesta en funcionamiento de construcciones existentes, es en términos simples, la puesta en funcionamiento de sistemas de construcciones que no se han puesto en funcionamiento previamente. Mientras que en la industria se habla de puesta en funcionamiento retroactiva (RCx, retro-commissioning), el grupo AABC Commissioning Group (ACG) prefiere el término ”puesta en funcionamiento de construcciones existentes”, porque RCx implica que los sistemas vuelven a un estado anterior de funcionamiento. ¿Pero qué sucede si el estado anterior de funcionamiento era terrible? Se debe poner énfasis en instalar los sistemas en un estado de condición que sea completamente funcional, confiable y que se pueda mantener y que satisfaga las necesidades actuales del hospital.

La puesta en funcionamiento de construcciones existentes y la puesta en funcionamiento de construcciones nuevas deben pensarse como una oportunidad y herramienta de gestión de riesgos. El proceso debe asegurar (al menos en teoría) que el propietario obtenga lo que pagó o solicitó, y que se detecte y corrija cualquier problema existente. En cuanto a los ahorros de energía que se esperan, el reembolso financiero de la puesta en funcionamiento de construcciones existentes para los sistemas de iluminación y HVAC es fácil de calcular y registrar. Lamentablemente, el reembolso financiero de la puesta en funcionamiento de construcciones existentes de sistemas eléctricos es más complicado, si no imposible, de calcular, porque los beneficios se miden según la confiabilidad y seguridad de los pacientes, que son más difíciles de registrar en cuanto a dinero, hasta que es demasiado tarde.

La puesta en funcionamiento de sistemas eléctricos en construcciones existentes presenta un conjunto de desafíos distintos, dado que los sistemas que se probarán son críticos y funcionan las 24 horas. Además, una de las diferencias principales entre la puesta en funcionamiento de construcciones nuevas y la de construcciones existentes es que normalmente el equipo de diseño, el contratista y el subcontratista que diseñaron e instalaron originalmente los sistemas ya no están disponibles o dispuestos a participar en el proceso. La CxA debe trabajar junto con el personal del hospital, incluyendo el personal de las instalaciones, mantenimiento, biomedicina, enfermería y administración, que son las personas que conocen a los sistemas y a las personas que protegen a los pacientes.

Gelfo es director y director de división en TLC Engineering for Architecture. Es presidente del consejo U.S. Green Building Council North Florida Chapter y secretario/tesorero del grupo AABC Commissioning Group.

Ver el artículo original y el contenido relacionado en Consulting Specifying Engineer

Generac Stock Ticker

  • NYSE
  • GNRC
  • $46.94
  • 17/12/2014 4:04 PM EST